Algunos comentarios a la exposición del Juez Ramos Padilla ante los diputados

Por Blog Pájaro Rojo-Juan José Salinas-13 de marzo de 2019

(A modo de introito: pero expresamente con sabor a agradecimiento, a Juan José Salinas, por la gentileza de dejarnos publicar dos artículos suyos de su Blog Pájaro Rojo. A modo de introito: de dos escritos que nos permiten interiorizarnos (desde una visión muy particular y precisa, en una más, de las tantas páginas de la corrupción en la Argentina de hoy. Corrupción e intrigas a diferentes niveles, y bajo diferentes modalidades. Con el estilo propio del colega Salinas, a quien valoramos mucho (y lo reconocemos merecidamente por su perseverancia para marcar caminos de verdad y de justicia)  no solo  por su perfil de hombre de prensa sino por su actitud de frontalidad convincente y fundamentada a la hora de redactar para el lector, los artículos que publicamos hoy echan luz sobre los  sinuosos caminos de la corrupción en el territorio del vecino país y del mundo. Dos artículos recomendados, expresamente a nuestros lectores, como recomendado es el Blog de Salinas).

(Georges Almendras, director de Antimafia Dos Mil, redacción Uruguay)

 --------------

Carrió, Olivetó, Zuvic no investigan nada, se la pasan jugando al burako. La que investigaba era esta banda de la que ellas eran voceras, destacó el Chivo Rossi.

El affaire D’Alessio-Stornelli dejó en evidencia que el ARI-Coalición Cívica es una excrecencia, un seudópodo, un brazo hasta ahora invisible de la Embajada de los Estados Unidos.

De Vido está preso por una causa que se armó a partir de una denuncia del superagente D’Alessio. Boudou por una armada a partir de una denuncia del experto en explosivos Pacífico, involucrado en el atentado a la AMIA. Parece una joda de Tinelli.

Aníbal Fernández fue acusado de ser “La Morsa”, narcotraficante y asesino por un delincuente que D’Alessio llevó a la casa de Carrió y por tres asesinos convictos que el poli service de la CIA visitó previamente.

De aquellas acusaciones no quedó nada. Pero así la ictericia ganó las elecciones y Lanata se compró una casa en Miami de 6 millones de dólares. El factotum fue D’Alessio, que a esta altura de la soiree está más seguro en la cárcel que afuera, donde le puede pasar lo que a Natasha Jaitt. Y lo que digo no es una metáfora, quien dice poder disponer de tres kilos de cocaína para ponérselos a quien se quiere meter preso fraudulentamente, se puede tentar y hablar de más.

Y también puede ser hundido en un plato sopero y obligado a inspirar hasta expirar.

En sus diálogos con Pedro Etchebest, D’Alessio se jactó de haber visitado dos veces Venezuela para “extraer” (sacar ilegalmente) a cuatro miembros del personal de la Embajada de los Estados Unidos y una a Medio Oriente. Pero no hay registro de sus salidas ni de sus entradas en Migraciones.

Entra y sale como Pancho por su casa porque es la CIA y el que tenemos es un gobierno cipayo y servil. Que se cargó el estado de Derecho, saquea los recursos naturales, desguaza el estado nacional y hambrea inmisericorde a gran parte de la población.

 affair2

D’Alessio entra y sale de la Argentina sin dejar rastros porque este gobierno ha aflojado hasta la mayor laxitud los controles sobre aerolíneas “low cost” y aeropuertos marginales a los que les permite decolajes y aterrizajes internacionales.

Como dijo el presidente Macri en un memorable lapsus el narcotráfico se combate -es un decir- en la frontera norte con el apoyo del narcotráfico… ¿Es tan difícil ver a quienes apoyan los narcotraficantes? (recomiendo ir a http://pajarorojo.com.ar/?p=41390).

Por último: La irrupción del juez Alejo Ramos Padilla y su equipo en este lodazal me levanta el ánimo, reconcilia con la vida y me llena de esperanza. No soy religioso, así que no tengo a quien dirigirle mi agradecimiento, que es cósmico. ¡El Estado debe protegerlos!

No dejen de ver el video completo y de pasar el link a sus conocidos. A pesar de los intentos de silenciamiento, no habrá manera de evitar que se sepa la verdad.

AFFAIR D ALESSIO-STORNELLO Y EXPOSICION DEL JUEZ RAMOS PADILLA

affair3

Comentarios II

A diferencia de algún peronista desbocado que se quedó en el ’43, tengo mucho respeto y aprecio por Leopoldo Moreau, quizá porque recuerdo que allá por 1972, cuando los muchachos de la JP de Motserrat íbamos a buscar al reducido grupo de jóvenes radicales (ser radical a comienzos de los ’70 era tan anacrónico como El Chino (Ricardo) Balbín; los radicales era mayoría sólo en facultades con horizontes tan poco elevados con el de los odontólogos) para que uno de ellos fuera a la calle Chile 1481 (si mal no recuerdo) donde estaba la Juventud Peronista (que reconocía la jefatura de Montoneros) a participar de las conferencias de lo que se dio en llamar, en la oposición de la dictablanda (al menos, en comparación que a lo que sobrevendría cuatro años después) del general Alejandro Agustín Lanusse. Y ese radical era siempre “El Marcianito” Moreau, un diferente.

Hoy, después de presidir una sesión de la Comisión de Libertad de Expresión histórica, que será estudiada y revisada por las futuras generaciones como un hito, un parteaguas, una bisagra, Moreau dijo cosas de mucha enjundia, por ejemplo:

Que hay dos periodistas que no sólo estaban comprometidos en diseñar campañas oficialistas, sino que también acudían al domicilio de D’Alessio para coechear a políticos oficialistas (a los cuales después desvergonzadamente presentaban como sus fuentes).

Que, como ya dijimos, D’Alessio alardeaba de poder “plantarle” tres kilos de cocaína a una persona a la que se quería meter presa.

Que se hizo una operación de contrainteligencia sobre Natacha Jaitt (foto), para averiguar quien le había encomendado la operación de inteligencia que culminó con su aparición en el programa de Mirtha Legrand secundada por una alta agente de la AFI. Comentario: no hay que ser muy perspicaz para sospechar de la mano de Horacio Stiuso porque la famosa prostituta -ella lo dijo, no yo- amagaba revelar detalles de una red de pederastas que decía llegaba “hasta Olivos” pero de que lo único que trascendió es que pretendía ensuciar a Carlos Pagni, quien sostiene un viejo enfrentamiento con “Jaime”.

El hecho de que Natacha estuviera siendo “caminada” por la virtual “empresa” ilícita conformada por D’Alessio-Stornelli, seguramente el periodista multipremiado y me jugaría que también el juez, le permitió sospechar a Moreau que hayan sido tamaños emprendedores quienes hayan tenido impulsado su triste final.

(También podría sospecharse de “Jaime”, como cuando sus amigos de la Bonaerense mataron a quien había sido su ladero, “El Lauchón” Viale).

Por fin, Moreau destacó que D’Alessio se jactó de Gonzalo Busa Duvat (el ex gerente de PDVSA que describió una estafa en perjuicio de la petrolera estatal venezolana que el super agente espera que le permitía congelar y quedarse con los fondos de su filial argentina) iba a ser un nuevo Centeno (en referencia al misteriosamente desaparecido suboficial servilleta supuestamente autor de unos cuadernos incinerados que dio inicio a la llamada causa “Cuadernos” de la que Stornelli es fiscal y Claudio Bonadío juez).

Como el testimonio de Brusa Duvat fue a todas luces una fabricación, Moreau concluyó que la de los Cuadernos también lo fue.

Hace mucho que los servicios de inteligencia tercerizaron la mayoría (perdón por la repetición) de sus servicios. Quizá debe ser por eso que quienes están al frente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE) son dos expertos lavadores de dinero negro, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

-------------

*Fotos de Blog Pájaro Rojo