JuecesGiovanniFalconePaoloBorselinoEL BUFIDO DE LOS LIBELISTAS
El ataque dirigido a Antonio Ingroia por parte de la prensa y la política al servicio del premier
Por Giorgio Bongiovanni – 13 de marzo 2011
Roma. En la primera página del diario Giornale capea la petición de “dimisiones” del magistrado Antonio Ingoia definido “un tribuno de la plebe que arenga a la multitud”, culpable de haber intervenido ayer en Roma

giorgio2en la gran manifestación en defensa de la Constitución y de la escuela pública que ha reunido a un millón de personas en toda Italia. Pseudo políticos como Fabrizio Cicchitto y Maurizio Gasparri denuncian lo que definen el “alineamiento político” del fiscal palermitano que con “sus comicios” conforma “un peligroso enredo entre una política áspera y minorías de ‘togados’”. El ataque frontal hacia el magistrado que Giornaledel13demarzode2011foto4junto a Antonino Di Matteo está investigando sobre la “negociación” mafia-Estado prosigue incesantemente su curso. Y es debido a estas investigaciones que debe ser detenido antes de que, con sus colegas de la fiscalía de Palermo y de Caltanissetta, pueda hacer emerger una verdad estremecedora para la historia de nuestra República. En el barco del premier (Berlusconi) empieza a entrar agua por las grietas causadas por la insolencia de sus acciones criminales. Los ratones escapan, la orquesta sigue tocando y los cortesanos dan bufidos, se apuran a disparar los primeros cartuchos, las más letales. El ataque a Antonio Ingroia es una señal fuerte e inequívoca de la tentativa de ponerle al descubierto. La fuerza de sus declaraciones, que han sido recibidas totalmente por la sociedad civil, asusta al sistema de poder actualmente vigente. Esa parte de la sociedad “viva” y “comprometida” es consciente de que, así como afirma Ingroia, JuezAntonioIngroiafoto1la “contrareforma” de la justicia “no es solamente una retorsión en contra de la magistradura, sino que está en juego una apuesta mucho más grande” es decir “la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley que dejaría de ser garantizada en el momento en el que el poder judicial fuese aplastado por el político”. Demasiado arriesgado por lo tanto dejarle hablar. Mejor desatar una nueva agresión mediática que indique el camino a seguir en el caso de que sus palabras no se detengan. Es así que los libelistas del tercer milenio desenvainan las armas de la delegitimación para preparar el terreno a posibles acciones de fuerza contra los “herejes” del sistema.
RedaccinAntimafiaDuemilafoto3La exposición de un magistrado como Antonio Ingroia es la demostración del clima de “guerra” que está viviendo nuestro país. Por una parte algunos magistrados que intentan arrojar luz sobre los ideólogos del bienio de atentados 92’/93’. A su lado está esa parte de la sociedad civil que pide verdad y justicia por esos atentados, consciente de la importancia del apoyo hacia estos jueces. En la otra parte del limbo un poder rastrero, connivente con Cosa Nostra, que apunta a eliminar los anticuerpos del virus que ha generado, sostenido por una parte de la sociedad drogada y sobretodo conforme y por este motivo doblemente culpable. Y precisamente en este clima de enfrentamiento final deben entrar en juego las fuerzas mejores de nuestra sociedad. El apoyo hacia quien arriesga la vida para asentar las bases de una sociedad libre del poder político-mafioso es un JuecesGiovanniFalconePaoloBorselinofoto2deber para cualquier persona que se considere “honrada”. Delante de nosotros se manifiesta cada vez más una clase política y un sistema mediático que ataca a la magistradura y hace a pedazos la Constitución con el fin de destruir el Estado de derecho. La indignación y el disgusto hacia estos sujetos se debe fundir en la denuncia de estos abusos antes de que sea demasiado tarde. Antes de que la mano del criminal sea armada por estos individuos a través de sus mensajes directos o indirectos. Antes de que se les impida a estos “justos” de defender la identidad de nuestro país a través la reconstrucción de una verdad histórica y judicial.
Al doctor Ingroia y a todos sus colegas que, a pesar de todo, continuan trabajando por un futuro digno de vivir las nuevas generaciones, nuestro más total apoyo y profundo agradecimiento.

Giorgio Bongiovanni
y toda la Redacción de AntimafiaDuemila

Video de la intervención de Antonio Ingroia: “El gobierno quiere el control directo sobre la acción penal”.

http://tv.repubblica.it/dossier/difendo-scuola-pubblica-perche/il-governo-vuole-controllo-diretto-sull-azione-penale/63955?video&pagefrom=2