BenjaminNetanyahu"NO LO HAGAS, BIBI"
de Giulietto Chiesa - 29 de enero de 2012
Este el título. El autor era Roger Cohen. El día era el 17 de enero de 2012. El periódico era International Herald Tribune. Bibi es Benjamín Netanyahu. ¿Qué es lo que no debería hacer Bibi? 
 
BenjaminNetanyahuFotoprensarenpoliticaAtacar a Irán. Pero no por siempre, por caridad: ¡no lo hagas “esta primavera o este verano”. Es decir no hacerlo antes de que Barack Obama sea reelegido triunfalmente presidente de Estados Unidos de América. Luego el ataque lo haremos juntos, o bien lo promoverá directamente el Premio Nobel por la paz y Bibi, contento, no tendrá que hacer más que asociarse con la empresa. En fin, Bibi, ¡ten paciencia! 

Cuando escribí que el ataque a Irán era inminente, se elevó un coro de protestas. Como: el usual complotista, el usual antiamericano. 

El sábado 28 de enero el International Herald Tribune publica un amplio artículo firmado Roney Bergman, con el título: “El tiempo de la decisión se acerca para Israel a propósito de la amenaza iraní”. Roney Bergman no teme de ser definido complotista y publica, en el periódico Yedioth Ahronoth, una meticulosa descripción de lo que está a punto de acaecer a través de las vivas emociones del ministro de la Defensa israelí Ehud Barak. 

BarakObamaFotoRodeluNetNo sin haber enumerado, igualmente meticulosamente, todas las tentativas hechas por el Bibi para evitar que Irán se dote del arma nuclear. Entre estas tentativas se recuerdan los atentados terroristas con que el Mossad ha matado a una discreta cantidad de científicos atómicos y dirigentes políticos y militares iraníes, en territorio iraní. Naturalmente Bergman no dice que ha sido el Mossad. Dice que los fanáticos ajatollah acusan el Mossad de haber organizado los actos terroristas. Pero nosotros sabemos que Bruto es un hombre de honor y además jamás nutriríamos tales sospechas. 

La lista es ésta: Enero de 2007. Ardeshir Husseinpur, 44 años, científico que trabajaba en la planta de Isfahan, muere “por una escape de gas.” 

Enero de 2010. Massoud Alì Mohammadi, físico de las partículas, salta por aire cuando una bici, aparcada cerca de su coche, explota. 

29 de noviembre de 2010. Dos altos ejecutivos del programa nuclear iraní, Majid Shariari y Fereydoun Abbasi-Davani son atacados por dos motociclistas en pleno centro de Teherán. El segundo y su mujer se salvan antes de la explosión. Abbasi-Davani era vice-presidente de Irán y jefe del proyecto nuclear. 

ElInternationalHeraldTribuneFotoEsThedeptmagComJulio de 2011. A Darioush Rezaei Nejad, físico nuclear que trabajaba en la agencia atómica iraní, le dispara otro motociclista mientras conducía el coche cerca de su casa. 

Noviembre de 2011. Una enorme explosión tiene lugar a 50 km de Teherán, en la sede de los Guardias Revolucionarios. Muere el sargento Hassan Moghaddam muere (jefe de la división misilística) junto a 16 militares.

11 de enero de 2012. Es la vez de Mostafa Ahmadi-Roshan, vice director del establecimiento de enriquecimiento del uranio de Natanz, el cual salta por aire a causa de una mina magnética pegada a la carrocería de su coche. 

Ésto es lo que Roney Bergman refiere. El cual asigna el mérito de esta serie de heroicos actos de defensa de la paz a Meir Dagan, jefe del Mossad, encargado para esta necesidad primero por el entonces ministro Ariel Sharon. Dagan, entrevistado por Bergman, parece haber negado débilmente de saber algo de ello, no sin haber comentado su moderado entusiasmo por el hecho de que hubiesen sido en tal modo “removidos”  algunos importantes cerebros.” 

ElMossadFotoIdentidadAndaluzaWordPressPero el programa nuclear iraní no ha sido detenido. Además (volviendo a Roger Cohen, que hemos citado al principio), no está dicho que Bibi tenga muchas ganas de ver confirmado el Sr. Obama en la presidencia de EE.UU.. Una bonita guerra, en plena campaña electoral, podría favorecer a uno de los candidatos republicanos que, entre una taza de té y la otra, sueñan con la guerra. 

¿Entonces que sucederá? Confiémosnos para la respuesta, al mismo periodista israelí del Yedioth Ahronot (así espero que ninguno de mis lectores pueda acusarme de haber forzado el sentido de las cosas): “Después de haber hablado con muchos de los más importantes dirigentes y jefes del ejército y del servicio de intelligence israelí, he llegado a creer que Israel de verdad atacará a Irán en el 2012. Quizás, en la pequeña ventana que ha quedado, que, además se  está encogiendo, los Estados Unidos decidirán si intervenir, después de todo, pero de desde el punto de vista de Israel no hay mucha esperanza en esta dirección.” 

Así que preparémonos a la guerra. Y, por favor, no nos ilusionemos que sea breve y que nosotros nos quedaremos fuera.